top of page

Determinismo y Creatividad

¿Sabías que la doctrina filosófica del determinismo dice que nuestra creatividad está destinada a ser de una forma específica? ¡Continúa leyendo si quieres saber más!


El Determinismo es una teoría filosófica que define que los hombres y las mujeres tenemos un camino determinado en relación a las condiciones en las que hemos sido criados, y estamos bajo control de éstas, las cuales son de índole sociales, económicas, culturales, biológicas, psicológicas, etc. Ahora, ¿qué sucede con nuestro aspecto creativo bajo la perspectiva del determinismo? ¿Somos capaces de desarrollar la creatividad a partir de nuestros referentes o nunca podremos desarrollarla por las mismas razones?, vale la pena preguntarnos, ¿Qué somos debido a nuestras circunstancias? La respuesta, de acuerdo al determinismo, es que estamos destinados a querer-o no -tomar la decisión de desarrollar nuestra creatividad, las causas, así como las consecuencias de nuestras decisiones han estado y estarán determinadas por las condiciones en las que hemos vivido.

Existen dos tipos de determinismo el fuerte y el débil; el primero dicta que todo es predecible sin tomar en consideración el azar, el segundo considera que no todo es predecible.


Un ejemplo en la vida diaria, es cuando se establece la actitud de una persona por cómo creció en sus primeros años de vida, conociendo la actitud de las figuras paternas se puede conocer cómo se comporta actualmente. De esta forma establece un patrón de comportamiento y actitudes (positivas, agresivas, manipuladoras, emocionales, etc.) determinando la creatividad de una persona, no sólo por la manera en la que han crecido sino también su estatus social. El ser humano tiene la capacidad de tomar decisiones por lo que el determinismo débil se ve involucrado ya que esta “decisión” puede no ser la que se espera.


Ahora bien, tomando los conocimientos anteriores, en la aplicación dentro de una disciplina como la arquitectura, se tiene lo que se conoce como “arquitectura determinista”, una corriente cuya propuesta se basa en que el entorno construido es el principal o incluso el único determinante del comportamiento social.Por lo que se puede moldear el comportamiento de las personas al modificar su entorno construido; traslapándose al diseño, esto significaría que al cambiar los objetos cotidianos se puede moldear un comportamiento o crear un hábito.


Otra forma de relación entre la corriente filosófica con el diseño, se tiene al ser una disciplina creativa y como se mencionó anteriormente, las condiciones en las que crecemos de igual forma el entorno en el cual se continua viviendo es un factor crucial; durante el proceso de diseño las decisiones tomadas para obtener el producto final, en relación al determinismo, serán fundamentales para obtener un diseño con ciertas características específicas, que tal vez otra persona que creció en circunstancias distintas, obtendría o terminaría con un producto final totalmente diferente, aunque el propósito inicial haya sido el mismo.


Para finalizar, al ser un tema filosófico no hay una verdad absoluta, todo está sujeto a reflexión por lo que te invitamos a que te preguntes, ¿crees que nuestras acciones y conducta están predeterminadas debido a las circunstancias vividas del pasado? ¿Crees que las disciplinas pueden moldear o cambiar comportamiento al modificar las condiciones en las que se vive?


¡Coméntanos tu opinión en nuestras redes sociales! Si te interesa leer más sobre corrientes filosóficas:

Revistas de filosofía aplicada: https://revistafilosofia.uchile.cl/



bottom of page